lunes, 7 de enero de 2019

Cárcel cotidiana

Nuestro compromiso político está trabado.

Quienes dedicamos energía y deseo a la emancipación en cualquiera de sus vertientes, encontramos un tapón en nuestra propia incapacidad de confrontar el sinsentido cotidiano.

Hoy luchamos por que no corten unos árboles urbanos, ayer tratábamos de impedir una guerra. Cada día la maquinaria de la satisfacción de nuestras necesidades humanas y divinas arrasa un poco más a la naturaleza, a las mujeres, a las criaturas, a la gente anciana. Especialmente en otras latitudes más abajo. Y perdemos electoralmente.

Con Fali Doblas, en "Er Banco Güeno" de La Palmilla (Málaga)


Un amigo activista está en la víspera de ser entrullado.

En nuestra bien llevada cuarentena de edad, nos conocimos en la adolescencia tardía. Yo iba a la universidad y estaba activándome allá en ese 1994 de acampada en cada capital de provincia exigiendo a un gobierno socialista el cumplimiento de un compromiso internacional con el Sur. Él era okupa. En estos 25 años siguientes yo he ejercido activismos mayormente ecologistas, y él ha empujado cualquier cosa que identificara como una grieta en la Bestia. En 2000 ayudamos a grupos de personas subsaharianas en la regularización de Aznar. Después Málaga consiguió cerrar Capuchinos. Mas reciéntemente se revirtió heróicamente una agresión a los derechos humanos con muerte en Archidona. También entremedias se consiguió defender al trabajo de limpieza. Y tantas otras luchas, incluyendo innumerables deshaucios con familias de bebés y todo tipo de fragilidades humanas.

El método feminista que se usa es poner el cuerpo. El adversario pone otro cuerpo. Y ahora alegan una vez más que les pegamos. Ir a la cárcel por pegar repetidamente a la policía antidisturbios en un activismo pacifista es un clásico de los comodines del poder.

Cuando la cárcel por motivos políticos se trivializa, Málaga se expone una vez más a ser la primera en perder el peligro de la libertad.

Viena (Austria),  a 7 de Enero de 2019

Salvador Espada Hinojosa

jueves, 20 de diciembre de 2018

La participación en Podemos no está resuelta

Teléfono rojo, volamos hacia Moscú.
Acabo de votar en las primarias a Congreso y Senado de Podemos. He seleccionado la otra lista que no es la de Pablo Iglesias, y a algunas personas particulares de su lista (Beatriz Gimeno y poco más). Es muy contradictorio por que al final a él sí que le he votado. Creo que seguimos atrapad@s en el gregarismo y la organización no está sirviendo para amplificar a quienes dan un paso adelante, sino más bien se sigue reproduciendo el esquema de partido tradicional de lamer el culo y chupar foto.
Un esquema posible sería que el esfuerzo que dediquemos cada un@ a investigar las candidaturas fuera agregándose, en un espacio de visibilización colectiva (por ejemplo un mediawiki como el de la Wikipedia, con reglas de etiqueta). Así si yo tengo críticas a tal o cual compañer@ las podría socializar allí.
Estamos en una devastación, desde mi punto de vista. A Londres no se sabe quién tendrá apoyo para viajar allí ni cómo ni en qué criterios. A Buenos Aires se fué en esos mismos términos. Las reuniones trimestrales consultivas no están arrastrando la participación y yo personalmente me veo poco incentivado a asaltar nada. Sinceramente no siento que acopiar mérito para que lo capitalice una cúpula que menosprecia y maltrata sea el método. Hay otro.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Desnacer al fascismo en Andalucía

Pongo aquí algo que me ha llegado desde Facebook, para contrastarlo:
CARTA ABIERTA A PABLO IGLESIAS.
Hoy, a tan sólo unas horas de que el pueblo andaluz haya dicho ¡BASTA YA! a 40 años de Régimen Monocolor, cuando las trituradoras de papel están echando chispas en todos los despachos de la Administración andaluza y cuando Pablo Iglesias anda en Madrid, estupefacto, preguntándose qué coño habrá pasado aquí para que el avance fascista haya sido tan rotundo, yo le voy a dar unas claves para que reflexione.
Mire usted, señor Iglesias. Vivo a temporadas en un pueblecito de Málaga que se llama SEDELLA. Son pocos habitantes en Sedella, pero magníficas personas. Tendría usted que conocer el pueblo. Por sus gentes, por su gastronomía y por sus vistas a la Tejea. Yo le invito a mi casa. También a Irene.
Sedella tiene un alcalde de Izquierda Unida porque 6 de sus 7 concejales son de Izquierda Unida. Y la gente quiere a su alcalde porque da trabajo y porque se preocupa por el pueblo.
Ningún concejal de Vox hay por allí que pueda molestarle a usted, señor Iglesias. Nadie de Ciudadanos. Nadie del PP. Nadie de derechas que deba quitarle el sueño. Son unos rojos mis paisanos de Sedella. Unos rojos irredentos. Unos rojos de cojones.
Pero mire usted por dónde hace unas horas, como por ensalmo, se me han vuelto fascistas mis paisanos, o medio fascistas. 109 votos han ido al Partido Socialista y a Podemos, y otros 105 se han marchado a VOX, al PP y a Ciudadanos. ¿No le asombra eso, señor Iglesias? ¿No le dice nada que un pueblo de rojos se haya convertido en facha de la noche a la mañana? ¿Sigue pensando usted que hay que “salir a la calle para combatir el fascismo”? ¿Cree necesaria una marcha con el lema “No Pasarán? ¿No se da cuenta, señor Iglesias, de que ese supuesto fascismo ha nacido de las propias filas de usted y del Partido Socialista, de sus propios errores, de sus propias contradicciones, y de tanto tocarnos los cojones al conjunto de la sociedad?
Mire usted, señor Iglesias:
Cuando usted dice que no puede pronunciar la palabra España porque le duele la boca, nace un fascista.
Cuando usted grita ¡Visca Cataluña Libre y Soberana!, nace un fascista.
Cuando usted se va a una cárcel a negociar los presupuestos nacionales con unos investigados por sedición, nace un fascista.
Cuando usted predica pobreza y sobriedad pero se compra un chalé, nace un fascista.
Cuando una parlamentaria de Podemos retira la bandera española del Parlament Catalán, nace un fascista.
Cuando Ada Colau dice que ha votado Sí a la Independencia Catalana en un referéndum ilegal, nace un fascista.
Cuando usted y los suyos hacen parabienes de Chaves y Maduro, nace un fascista.
Cuando Pedro Sánchez y usted se reparten, como cromos, los puestos directivos de Radiotelevisión Española, nace un fascista.
Cuando usted se lleva las manos a la cabeza porque un inmigrante ilegal murió de un infarto en Lavapiés, pero no se las lleva cuando asaltan en grupo la valla de Melilla, nace un fascista.
Cuando le tiran excrementos a nuestra policía de frontera y usted no dice nada, nace un fascista.
Cuando a Pedro Sánchez lo encumbran a la Presidencia del Gobierno los votos de usted, y los de Bildu, y los de Gabriel Rufián, nace un fascista.
Cuando escupen los independentistas a Borrell, y usted se calla, nace un fascista.
Cuando Susana Díaz dice que la huelga de los médicos catalanes le parece justa y necesaria, pero que la de los médicos andaluces es cosa de personas de derechas, nace un fascista.
Cuando un andaluz tiene que esperar 10 meses una colonoscopia y luego, tras hacérsela, resulta que tiene un cáncer de intestino, nace un fascista.
Cuando un andaluz va a la farmacia y hay desabastecimiento, nace un fascista.
Cuando a un maestro andaluz le pegan, o le insultan, y la izquierda no dice nada, nace un fascista.
Cuando a una auxiliar de enfermería andaluza le arrojan una escupidera de orines a la cabeza, y la izquierda no dice nada, nace un fascista.
Cuando en las aulas se les obliga a los niños a estudiar temarios tendenciosos, nace un fascista.
Cuando Susana Díaz dice que la Gürtel estuvo mal pero que los ERE fueron una tontería, nace un fascista.
Cuando un puñado de altos cargos socialistas se va de putas con el dinero de los andaluces, nace un fascista.
Cuando Pedro Sánchez dice ayer que lo ocurrido en Cataluña es una rebelión, y dice hoy que sólo es una sedición, nace un fascista.
Cuando Willy Toledo se caga en Dios y la izquierda progresista le ríe la gracia, nace un fascista.
Cuando un cómico se suena los mocos en la bandera española y la izquierda progresista lo defiende, nace un fascista.
Cuando Ada Colau, sin despeinarse, dice que un almirante español del siglo XIX era un fascista, nace un fascista.
Cuando Podemos de Zaragoza organiza unas Jornadas Antifascistas e invita como ponente a una exterrorista de Terra Lliure que asesinó a nueve personas, nace un fascista.
Pues eso, señor Iglesias. Ya no le canso más.
Busque usted a los fascistas en las propias sedes de Podemos. Y que Susana Díaz y Pedro Sánchez los busquen en las sedes del Partido Socialista. Pues quien siembra vientos, recoge tempestades. Y se cría lo que se come. Y algunas junteras no son buenas. Y todos los fascismos tienen, o han tenido, un motor desencadenante.
El fascismo de Mussolini nació por la depresión económica y el paro de los años treinta. El de Hitler, por la depresión económica europea y la humillación de Alemania tras la Primera Guerra Mundial. Y el fascismo de ahora, ese que todos tememos, ese que nadie queremos, ese que vemos esparcirse como una mancha de aceite por Europa, hunde sus raíces en la falta de luces de la socialdemocracia europea y en trepas como usted, señor Iglesias, a quienes lo único que les interesa, para lo único que han venido a la política española, es para cargarse la Constitución de 1978 y para ponernos como ejemplos a seguir otros paraísos caribeños. Bueno, y para comprarse un casoplón.
Así que, señor Iglesias, ahórrenos ahora llantos y lamentos en las calles. Ahórrenos barricadas y carreras policiales. La movilización ha de hacerse antes de ir a las urnas, no después, cuando no gusta el resultado. Eso, al menos, es lo que dicen los verdaderos demócratas.
Deje tranquila a Andalucía por cuatro años, y veamos todos, al menos por una vez, qué saben hacer, por estas maltratadas tierras, Ciudadanos y el PP.
Y si dentro de cuatro años no nos gusta lo que hacen, si montan otro cortijo de otro color o si la gente sigue esperando diez meses para una colonoscopia, haremos como hemos hecho ahora con el cortijo de Susana: mandarlo a hacer puñetas, y a otra cosa, mariposa.
Pues eso, precisamente, es lo que me encanta de la democracia: que nunca damos los votos. Tan sólo los prestamos.
Juan Manuel Jimenez Muñoz
Médico y escritor malagueño
Y aquí mi primera respuesta a bote pronto:
Me parece muy interesante su planteamiento y discrepo en muchos de los puntos. También me temo que es una banalización del fascismo, aunque en eso estamos tod@s empantanad@s: deberíamos acotar bien, pero una vez claro el comportamiento nítidamente fascista ese es INTOLERABLE. Y en eso hemos de estar toda la sociedad. Para mí a día de hoy ya era fascista lo que ocurre en la frontera sur. El que la gente muera a disparos de las fuerzas de seguridad del estado en la Playa del Tarajal en Ceuta en el 6/Feb/2014. Eso es fascismo y es intolerable. Y no fue VOX. Fue Rajoy. Y fue Felipe VI. Y fui yo, que no tengo más capacidad de parar ese fascismo. Y por supuesto es PSOE, PP, Cs y en la medida en la que desde IU y Podemos no somos más capaces de denunciar y de convencer de que hay alternativas que compatibilizan el respeto ESTRICTO de los derechos humanos con la conservación de un bienestar material suficiente para nuestra orilla norte del Mediterráneo.
El problema para mí es que si bien Rajoy lo hacía con la boca chica, como lo sigue haciendo Sánchez, el partido político nuevo en el parlamento andaluz lo reivindica. Y no es poca coña. Hace 100 años no se paró a tiempo y luego costó un gran baño de sangre. Tras ello Europa (tanto la occidental como la oriental) supo que el supremacismo racial, la violencia política y el autoritarismo elitista no son sino atajos cobardes. El mundo gira de nuevo y aquí andamos con nuestra Europa depredadora de recursos de África, buscando minerales para nuevos coches eléctricos. Y cagándonos en quien sea diferente. Todo por incapacidad nuestra de debatir largo y tendido sobre esas listas de espera que menciona el doctor de Sedella. No estamos siendo capaces de debatir en la diferencia. Yo estoy en desacuerdo con el firmante de la carta en algunos (muchos) de sus puntos. Quisiera debatirlos serenamente, y que cara lo que queda de elecciones, no se apoye a opciones abiertamente reivindicadoras del supremacismo racial y de la violencia política ligeramente.
Salvador Espada Hinojosa

Trabajado en detalle

...
Cuando usted grita ¡Visca Cataluña Libre y Soberana!, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 1

Yo ví ese vídeo. Hace dos años. Y estoy de acuerdo. Yo también grito ¡Viva Cataluña libre y soberana! Si el fascismo es lo único que puede mantener unida a la piel de toro, provocamos el parto de fascistas.
Salvador Espada Hinojosa





...
Cuando usted se va a una cárcel a negociar los presupuestos nacionales con unos investigados por sedición, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 2

Las personas en prisión preventiva investigadas por sedición son ciudadanos con derechos políticos intactos. Como cada persona presa. Con las personas presas o con las personas presas en prisión preventiva se puede ir a hablar con toda la legitimidad moral. Si las personas presas o presas en prisión preventiva pueden ayudar a desactivar el conflicto político territorial de la piel de toro, es un deber político el intentarlo. La prisión en la Constitución Española de 1978 tiene el fin de reinsertar. Y la justicia penal tiene la obligación de ser proporcional. El uso actual de la prisión preventiva contra las personas catalanas investigadas por sedición es de por sí un fascismo. Efectivamente provocamos el parto de fascistas.
Salvador Espada Hinojosa



...
Cuando usted predica pobreza y sobriedad pero se compra un chalé, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 3

El compañero Pablo Iglesias Turrión en mi opinión tiene la boca muy grande. En sus intervenciones previas donde acusaba a personas de la política de indignidad por ostentación sembró la trampa donde ha caído después. Efectivamente, ha comprado un chalé. El hecho político para mí no le invalida. Le deja tan solo como un bocazas por cosas que dijo anteriormente. Por otra parte creo que él lo sabe y creo que no le costaría reconocerlo y disculparse ante las personas de la política a las que acusara de indignas. El fascista que dice Juan Manuel Jimenez Muñoz que nace de eso no nace de eso. Nace de exigir a la gente corriente que sigan eternamente empobrecidas para otorgarle credibilidad a su compromiso politico con el bienestar común. Ese fascista no nace de las desafortunadas declaraciones previas de Pablo Iglesias Turrión ni de que se compre el chalé después. Nació ya antes cuando interiorizó que la chusma ha de seguir siendo chusma y que un@ que levante la voz por el pueblo ha de eternamente ir harapient@ o se ha vendido.
Salvador Espada Hinojosa



...
Cuando una parlamentaria de Podemos retira la bandera española del Parlament Catalán, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 4

También ví ese video. Cuando voy a edificios en donde hay colgado un crucifijo o hay una foto del rey, y vamos a celebrar una reunión política en la sala, yo personalmente intento también omitir esos símbolos que sinceramente me son ajenos. La compañera de Catalunya Si Que Es Pot consideró que el abandonar el debate y dejar detrás puesta una bandera era una falta de respeto a esa reunión. Yo comparto su criterio. Provocamos el parto de fascistas.
Salvador Espada Hinojosa



...
Cuando Ada Colau dice que ha votado Sí a la Independencia Catalana en un referéndum ilegal, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 5

La consulta ciudadana del 9 de Noviembre de 2014 no fue un referéndum ilegal. Yo he estado en consultas ciudadanas en Málaga donde preguntabamos por la abolición de la Deuda Externa, en un día de Elecciones, y nos ha levantado la mesa la policía. La condición de ser "Ilegal" es discutible en todo. Yo defiendo que es legal el que yo en aquel momento hace quince años quizás, ejerciera mi derecho de relacionarme con el resto de la ciudadanía toda, incluso siendo jornada de elecciones, y acepté la autoridad de la policía y levanté el campo. Se hizo en ese momento amablemente todo. Quienes votaran antes de que nos levantaran no paren fascistas. Ni siquiera quienes votaran algo con lo que no estamos de acuerdo. Ada no parió ningún fascista al votar Sí - Sí el 9 de Noviembre de 2014. El fascista o la fascista ya llevaba mucho tiempo ahí mismo.
Salvador Espada Hinojosa



...
Cuando usted y los suyos hacen parabienes de Chaves y Maduro, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 6

Chaves fue para mí cuestionable cuando mucho antes dió un golpe de estado. Después cambió y ganó elecciones límpias en cada vez según acreditó la Fundación Carter. Maduro gana las elecciones también de forma límpia. En mi opinión hay políticas económicas que son fallidas, la inflación está desatada, hay grandes problemas allí. No es cierto que se hagan loas a ellos por parte de Podemos. Sí que se constatan los hechos de la gran reducción de la pobreza que se dió, y de los logros de su pueblo. No es justo usar a Venezuela en la política española. Colombia, Honduras, el mismo México, toda la África subsahariana. Hay doscientos países. Muchos, la mayoría, con gran sufrimiento, actualmente. Y no es por Podemos. Ni Podemos es por ellos. El fascista y la fascista que nació lo hizo hace mucho y sigue haciendo mucho, por todas partes.
Salvador Espada Hinojosa



...
Cuando Pedro Sánchez y usted se reparten, como cromos, los puestos directivos de Radiotelevisión Española, nace un fascista.
...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 7

La radio y la televisión públicas son difícilmente independientes. A veces son más independientes que otras veces. Hace algún tiempo sus cargos se elegían por dos tercios del Congreso. Un poco después eso se cambió, y la independencia sufrió. Ahora ha de volver a cambiarse. De mientras Rosa María Mateo ha sido nombrada con gran dificultad. Nada que para fascismo, que nace de otras emisoras y rotativas.
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando usted se lleva las manos a la cabeza porque un inmigrante ilegal murió de un infarto en Lavapiés, pero no se las lleva cuando asaltan en grupo la valla de Melilla, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 8

El infarto de alguien de piel distinta no fue deseado por la policía local. El acoso a la venta ambulante es decisión política, y hay quienes podemos estar en contra de según y como se ejerza. El comercio regulado es necesario, el pequeño comercio tributa y beneficia a la comunidad. El gran comercio tributa algo menos. El irregular (venta ambulante "clandestina") no tributa nada. Eso es problemático, en la medida en la que las arcas públicas se perjudican. Eso no quita que el que el acecho de la policia local desemboque en una muerte por infarto sea una tragedia humana. Si la piel es diferente, también. La valla de Melilla es otra tragedia humana, y lo que ocurre más abajo de ella también. Ese fascismo es el fascismo originario, el de las legiones del imperio romano conquistando Nubia y vistiendo la piel del león para agasajar al patricio. Nació hace mucho, y por los mismos lugares que seguimos andando.
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando le tiran excrementos a nuestra policía de frontera y usted no dice nada, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 9

En Francia hay estos días un camión de campesin@s arrojando estiércol a la sede de su gobierno. No importa como sea la piel que tenga una persona ni de que lado de una línea esté. La frontera de África con Europa es una situación de mierda. Es duro para la gente que ha de custodiarla, pero nuestras decisiones políticas lo hacen peor aún. El derecho de asilo no se reconoce en nuestras fronteras. Nuestros consulados y embajadas no facilitan su trámite. Somos indign@s de los acuerdos que hemos firmado. Hay gente que no puede solicitar asilo y otra que emigra por necesidad económica y es masacrada por estados vecinos nuestros a quienes sobornamos para que les apaleen y maten. Todo esto en un contexto de envejecimiento generalizado y de natalidad inexistente. No aceptamos visitas porque son diferentes. Sin embargo esa diferencia mejora la economía y fue el motor de la subida de Estados Unidos a primera potencia mundial, bienviniendo a la gente, hace más de un siglo ya. Las fronteras han de evitar que pasen las armas, en las dos direcciones. La gente ha de poder pasar, y quien custodie no puede ser puesto en una trampa desde los despachos. Ceuta y Melilla pueden ser el foco de irradiación del alicatado del continente entero. El paro de la construcción malagueña se arregla con Centros de Salud a norte y sur del ecuador africano. Allí está mucho por hacer, y tenemos también por aprender lo que no está escrito. Igual que nuestros colonos nos miran por encima del hombro, antes fuimos nosotr@s quienes dejamos aquello, buscando por necesidad, igual que pasa ahora. Quien quiera bajar a disparar como clama el presidente estadounidense solo tiene miseria dentro y es un o una malnacida.
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando a Pedro Sánchez lo encumbran a la Presidencia del Gobierno los votos de usted, y los de Bildu, y los de Gabriel Rufián, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 10

Gabriel Rufián, Bildu, y la mayoría absoluta del Congreso de las Diputadas y los Diputados le dieron una merecida patada en el culo a un presidente corrupto indigno de nuestra piel de toro. ¡Qué nazca el fascista que pueda quitarnos ese largamente esperado resarcimiento moral!
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando escupen los independentistas a Borrell, y usted se calla, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 11

Sobre lo que no se sabe, no es incorrecto callarse. D. Josep Borrell dijo ser escupido, ¡en el Parlamento! Escupitajos hay muchos y de ser verdad no habrá sido ni mucho menos lo más feo que se vea y oiga en esos lares. D. Josep Borrell además no necesita que se le defienda desde ciertas trincheras. Si está haciendo de parte jacobina del ejecutivo de Sánchez, no es sino por contrapeso y por no estar ocioso, ahora que tiene que pagar su multa. Además él también anduvo con ya nacidos fascistas en manifestaciones barcelonesas. Es un dolor para Gabriel Celaya que solo se nombre a España para mentar a la de sus peores fantasmas. La del poema suyo no encuentra quien la recomponga, ojalá nazca.
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando un andaluz tiene que esperar 10 meses una colonoscopia y luego, tras hacérsela, resulta que tiene un cáncer de intestino, nace un fascista.
Cuando un andaluz va a la farmacia y hay desabastecimiento, nace un fascista.
Cuando a un maestro andaluz le pegan, o le insultan, y la izquierda no dice nada, nace un fascista.
Cuando a una auxiliar de enfermería andaluza le arrojan una escupidera de orines a la cabeza, y la izquierda no dice nada, nace un fascista.
Cuando en las aulas se les obliga a los niños a estudiar temarios tendenciosos, nace un fascista.
Cuando Susana Díaz dice que la Gürtel estuvo mal pero que los ERE fueron una tontería, nace un fascista.
Cuando un puñado de altos cargos socialistas se va de putas con el dinero de los andaluces, nace un fascista.
Cuando Pedro Sánchez dice ayer que lo ocurrido en Cataluña es una rebelión, y dice hoy que sólo es una sedición, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz

Matiz 12

La sanidad, la educación, el erario público, y nuestra identidad nacional misma son bienes comunes. Bienes comunes logrados con el esfuerzo nuestro y de quienes estuvieron antes de nosotras y nosotros. Son un préstamo que nos hacen quienes vendrán después. Y no seré yo quien no ataque a quien las amenaza. Las amenaza quien las desmantela, privatizando hospitales, recortando presupuesto y suplantando el sentimiento de patria por un espantajo que sirve para teledirgir a la gente convertida en zombi. Susana Díaz es indigna por tanta política desleal que ha hecho, y merece dimitir lo antes posible. O ser cesada. Hace ya mucho tiempo que daña lo que toca. En mi humilde opinión de no votante suyo. La corrupción en el seno del partido socialista andaluz ha de ser criminalmente ajusticiada, al igual que en el resto de los partidos. El fascismo es el que sigue en nuestro aparataje de justicia. Franco lo dejó empantanado para que el poder real siguiera recayendo en los caciques y nuestra democracia tuviera las patas así de cortas. En Cataluña en mi opinión no ha habido ni una rebelión ni una sedición, sino el intento torpe de un gobierno torpe acompañado de la resistencia heroica de un pueblo pacíficamente admirable.
Salvador Espada Hinojosa



... Cuando Willy Toledo se caga en Dios y la izquierda progresista le ríe la gracia, nace un fascista.
Cuando un cómico se suena los mocos en la bandera española y la izquierda progresista lo defiende, nace un fascista.
Cuando Ada Colau, sin despeinarse, dice que un almirante español del siglo XIX era un fascista, nace un fascista.
Cuando Podemos de Zaragoza organiza unas Jornadas Antifascistas e invita como ponente a una exterrorista de Terra Lliure que asesinó a nueve personas, nace un fascista. ...
Juan Manuel Jimenez Muñoz
Atribución: Borja Gutiérrez

Matiz 13

Cagarse en Dios es tan escatológico y contaminante como cagarse en la Mar. Quienes se duelan con ello que lean más la parte segunda del libro, y aparquen un poco la más sanguinaria y vengativa precuela. Encarcelar a gente por hacer títeres, a raperos, a gente por tuitear, llueve mucho, ya nacieron hace tiempo esos fascismos. Se lleva demasiado con ello. En la transición se cantaba y se chisteaba con más audacia y transgresión. Defender los símbolos no puede ser convertirlos en piedra. El Almirante no sé ni quien es, pero como alcaldesa y como persona puede juzgar a quien quiera como yo me tengo que tragar una estatua de una monja frente al puente de los alemanes de Málaga. El colegón de Terra Lliure imagino que se arrepintió, que pagó su pena, que se reinsertó. Mandela también lo hizo. No somos siempre la misma persona. Si naces a ser fascista, no te desanimes en aprender a dejar de serlo, seas del fascismo que seas, del que te haya parido o te amamante amargamente.
Salvador Espada Hinojosa

miércoles, 18 de julio de 2018

De aceitunas y partos

******** ADVERTENCIA (puede contener ironía) *********


Ando dándole vueltas en la cabeza a la manía que tienen las mujeres de parir y andar queriendo estar en ciencia. ¿Se podría imaginar algo estructural para ello? Algo tipo mancomunar un fondo compensatorio. Las sociedades norteñas envejecemos mortalmente, en lo macro. En lo micro a las compañeras se les excluye de la contratación por la posibilidad de su ausencia que hace agujero en proyectos estresados forzados a publicar como churros. Y de mientras ¡el planeta con incógnitas urgentes por esclarecer como si nos quedaremos sin aceitunas por el ébola del olivo!




martes, 31 de octubre de 2017

Evitamos en Málaga un rascacielos en mitad del mar

(respuesta a un amigo en mi Facebook ante la convocatoria de mani)

Estaría en "mitad del mar", sobre una construcción carísima de ingeniería costera hecha con dinero público que necesitará muy pronto (en pocas décadas) muchísimo más dinero público para seguir resistiendo los temporales. Esos mismos temporales que ya no podemos predecir si van a ser más violentos o mucho más violentos, porque seguimos rompiendo todas las estadísticas con el cambio climático galopante. La ubicación del puerto tiene una razón natural, está resguardado, por ese Dique de Levante, que es eso, una Defensa costera. La farola tiene una ubicación privilegiada allí sólo porque cumple una función de seguridad marítima. ¿Qué justifica ese pelotazo ahí? Y peor aún... ¿y si en pocos años resulta ser un proyecto fallido, abandonado, como los rascacielos de Benidorm? Otra cosa, ¿se querrá llegar en coche hasta el pié del edificio? ¿cuántos coches al día? El Jeque de Qatar tendrá pasta, pero el pueblo de Málaga debemos empezar a mirar por lo nuestro.

domingo, 15 de octubre de 2017

Reescritura participativa de la Constitución

Imaginemos que se quisiera reformar la Constitución española de 1978. Su artículo uno reza en la actualidad lo siguiente:
Artículo 1
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
Se podría tener este trozo de texto en algún sitio donde las propuestas de nuevas redacciones fueran visibles y donde se diera el debate entre proponentes cara a intentar convencernos de una redacción acordada. Por ejemplo, podría haber gentes con una cierta sensibilidad que propusiera el siguiente cambio:
Artículo 1 (borrador)
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en los pueblos de España, de quienes emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
Otra gente con otra posible sensibilidad podría plantear este otro cambio:
Artículo 1 (borrador)
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la República parlamentaria.
Tres textos están ahora sobre la mesa, y podrían surgir más (una propuesta adicional podría ser la que acumulara ambas modificaciones, por ejemplo).
¿Cómo se suele hacer este tipo de cosas?
Somos 46 millones de personas en España. Si abriéramos el proceso participativo a todas y a todos hay quien piensa que sería un quilombo. Lo que se ha hecho de aquí para atrás es, en vez de discutir todas y todos, delegar en un grupo de "los mejores". Así esta Constitución de 1978 tiene "unos padres", que se curraron el proceso de acordarla, mientras el resto de la población seguíamos a nuestras labores (yo tenía cinco años por aquel entonces). El intento de Constitución Europea hizo algo similar, nombró una Convención y allí sesudas y sesudos pro-hombres y pro-mujeres intentaron cristalizar Europa en un tratado que luego fallaría.

¿Cómo podría esta vez hacerse?
La gente no identificamos como nuestra las cosas en las que no participamos en su elaboración. Sin embargo, si nos juntamos para hacer juntas y juntos una paella, una copla de carnaval, un equipillo de futbol, le adquirimos apego y lo hacemos nuestro. La escritura colectiva de textos es una faceta nueva que ha aportado la reciente innovación tecnológica (máquinas de escribir conectadas entre sí que pueden corregirse sin tener que usar tippex). Es algo nuevo que solo tiene décadas que a tiempo histórico es muy poco. Podemos ahora reunirnos de forma remota con aplicaciones de voz y chat de texto (como Mumble), e ir poniendo en común asuntos y detectando desavenencias. El trabajo agregativo y el compromiso de personas valiosas, va haciendo que las desavenencias se vayan reduciendo y en ocasiones las redacciones convergen a un texto que conjuga las sensibilidades de todas y de todos al menos hasta un punto en el que es asumbible sin que provoque ya más el bloqueo por parte de ninguna de ellas. Entonces decimos que hemos acordado por consenso un texto. Esto se lleva haciendo al menos desde 2011 por parte de colectivos sociales como la Marea Granate.

Si la sociedad civil arrancáramos un proceso esta vez de aflorar desavenencias y de debatirlas, podríamos adelantarnos a la deriva que nos lleva de vuelta a una España tan fea y tan sádica.


Cualquier cosa podríamos acordar, si nos escuchamos...

miércoles, 4 de octubre de 2017

Cataluña, España y el borde del abismo

Abismo. (Fuente: Intagram @victorianader1)
 
(Respondiendo a Victor Pajares en facebook)
La alternativa coherente a lo que llamas "golpe de estado institucional" será (primero pasando por la re-legitimación y re-dignificación de instituciones tan centrales como la del presidente del gobierno) una reforma constitucional que elimine el papel del ejército como garante de la unidad y el término indisolubilidad. Si el estado español es un libre acuerdo renovado, no necesita cerrojo. Además estamos en un proceso regional de integración política. La secesión no es tal si es un divorcio acordado. Checoslovaquia se dividió pacíficamente y lo hizo en un proceso sereno según tengo entendido. Ahora ambos estados están integrados en la Unión Europea y sus fronteras son como las que hay entre municipios, una cuestión meramente administrativa (no hay cierre físico, aduana, barrera).
Rodríguez Zapatero desactivó un reto parecido, el Plan Ibarretxe. Lo hizo serenamente, se invalidaron las decisiones contrarias a derecho y la vida política vasca hizo su evolución (se puede argumentar que hubo injusticia o propasamiento contra Atutxa como después han reconocido tribunales europeos, pero digamos que es -dentro de la escala de lo tremendo de ahora- como algo menor).
El Constitucional se ha mostrado ineficaz en proteger bienes constitucionales como el derecho a la vivienda, ha impedido incluso que Andalucía lo garantice. Su deslegitimación forma parte de nuestra debilidad actual como estado.
La institución policial ha sido también deslegitimada por el Mal Gobierno. Les mandan allí de cualquier manera, sin plan, y con el rechazo expreso del Parlamento.
Solo queda la deslegitimación que se nos viene de una institución tan última como el ejército.
Si queremos ser un proyecto común, hemos de conseguir respetarnos a nosotras y a nosotros mismos. Rajoy ha de dimitir ya. Otra persona ha de convencer a las instituciones (parlamento) de un enfoque legítimo y eficaz para afrontar la situación. No podemos seguir descomponiéndonos mucho más, por mucho que tengas apego a la historia. Sería dejar que siguiera siendo sangrienta.