jueves, 7 de abril de 2016

El TTIP a través del espejo

Estados Unidos está en contra del "Capitalismo de Amiguetes", dice el ponente en la Amerika Haus de Viena. Propone verdadero capitalismo y verdadera democracia. Comenta que todos los candidatos y candidatas con posibilidades a la Casa Blanca se han declarado contrarios al TTIP, y prevé a Hillary Clinton en el despacho oval aprobando el tratado allá por 2017. No se opone a que hagamos 28 referendums en la Unión Europea si así lo vemos conveniente. Preguntado por los mecanismos de arbitraje para corporaciones contra comunidades explica que se baraja la concesión de posibilidad de apelación extraordinaria. Dice que en Estados Unidos también hay alimentos ecológicos, y que si hay algo que no queramos que no lo compremos. Se manifiesta por ceñirse al cumplimiento de los estándares legales y cree que la desigualdad es algo que hay que abordar. Preguntado por ello, dice que el tratado "debería beneficiar a la clase trabajadora". Una profesora de la Universidad de Agricultura (BoKu) plantea el decrecimiento que trae el límite natural "-Economic growth, is even possible?", pero el ponente parece no entenderle la pregunta. La Volkswagen falseó normativa ambiental, y el no reconocimiento automático de los estándares de la Unión Europea es lo que hace que Estados Unidos haga sus propias pruebas, y en este caso atrape a la canalla. La Unión Europea rebaja su estándar ambiental con posterioridad a esto. Se está gestando una gobernanza global, pero la que nos preparan desde según que Spectras cuentan poco con nuestra pulsión, hasta que nos vayamos despertando.

Una asistente interroga al señor Ealr Fry, con la Casa Blanca de fondo

No hay comentarios: